sábado, 7 de abril de 2012

Mi ciudad y tú


"Qué cosa tan jodida" 
                           Pink Tomate

Vamos al centro de Lima, a un bar a ver mujeres bailar dime que me quieres muñeca delante de sus bailes que destilan sexo, que insinúan drogas, que fingen amor dime que me quieres muñeca el cielo está limpio y la noche caliente, es un viernes santo y tú no te sientes santa dime que me quieres muñeca y prometo devorar tu falsa santidad de niña de casa, con la boca, con las manos, con el cuerpo dime que me quieres muñeca la ciudad sabe a tierra y calor, huele a cemento y calentura en viernes santo dime que me quieres muñeca busquemos un bar, bebamos whisky, vodka o cerveza, seamos punks, dime que me quieres muñeca como punk, crucemos las pistas con semáforo en rojo, esquivemos a la muerte, raptémosla y bebamos con ella dime que me quieres muñeca vamos a la playa a tirarnos botellas de arena, vamos a quitarnos la ropa y meternos al mar dime que me quieres muñeca, miremos el cielo y contemos aviones, adivinemos su destino, pídeme que te lleve a pasear en una de esas aves dime que me quieres muñeca. La luna está llena hoy y la gente sale de sus nidos e invade la ciudad como ratas dime que me quieres muñeca, todos lunáticos, yo soy un lunático y tú quieres ser lunática dime que me quieres muñeca, tomemos la carretera 45b y sigamos de frente cuando el camino ladee, dejemos atrás lo terrestre, coloca tu mano sobre mi mano que tiene el timón en ella dime que me quieres muñeca vira raudamente fuera del camino, estrella mi vida en tu vida, nuestras vidas en la nada dime que me quieres muñeca corramos de la mano por la avenida central, gritando a los buses dime que me quieres muñeca saltemos sobre los charcos, bailemos bajo la lluvia, que el calor no abandone tu cuerpo, que la timidez no mate tus ganas dime que me quieres muñeca, azotemos puertas y ventanas, hagamos ladrar a los gatos y maullar a los perros, que beban con nosotros a la orilla del mar, sobre un pájaro de acero dime que me quieres muñeca, que la noche no se acabe antes de acabar con tu cuerpo, es viernes santo dime que me quieres muñeca embriagados con vodka, con cerveza, con ron, en un bar, en un parque o montados en el bus, la noche se termina, la ciudad empieza a guardar silencio dime que me quieres muñeca, que la noche no se termine hasta que termine con tu cuerpo, que la noche no termine cuando te pregunte me quieres muñeca y tú digas que sí, que me quieres a mí, a lo bares, a los perros maullando, a las ventanas azotadas, a las mujeres bailando sin amor, con amor y sin nada, a la luna llena, a los lunáticos, que me quieres punk además, que me quieres como quieres a esta ciudad que huele a cemento y calor, que sabe a tierra y orina, esta ciudad que es nuestra cada viernes en la noche, un viernes santo donde no eres tan santa donde no soy tan santo donde me quieres cuando te lo pregunto dime que me quieres muñeca. Entonces lo dices y yo me siento contento, te digo que te quiero muñeca y pregunto de nuevo si me quieres muñeca, tomas mi mano y nos paramos frente a un bus, las luces nos ciegan, te quiero muñeco me dices aprietas mi mano, me dices que me quieres en una ambulancia, en una ambulancia con ron, con cerveza y botellas de arena, me dices también qué pena que no llueve muñeco y trip trip trip el bus cae de lado, se resbala sobre el pavimento seco y caliente, sin lluvia y me dices que me quieres y que todo bien, que ya estás cansada y debes ir a casa dime que me quieres muñeca. El bus. La ambulancia. Los bares. Las mujeres. La noche. Los lunáticos. Las aves de acero. Tráeme tu amor. Trip trip trip. Te quiero muñeca como se quiere a una ciudad.