miércoles, 13 de octubre de 2010

A mi padre (que se roba mis poemas)

Él siempre ha sido  una sombra
la mano dura frente a mi engreimiento
nunca lo llevé a pasear como hoy
tengo edad para saber
para saber que el dolor de la abuela
no pasará
que ella espera sabia
que ella espera.

Lo he comprometido a que me dé
siquiera un día
quiero por un día
decirle que es un tonto
eres un tonto
y que quiera convencerme de lo contrario
con un helado
quiero decirle que es un tonto
un tonto si no se dio cuenta
que guardaba horas
solo para él.
Una sombra y una mirada
unos celos
celos a voces ahogadas
voces interpretadas
un cuidate y te espero.

Siempre se llamó papá
y lo tengo
pero quiero decirle tonto
que es un tonto
todo aquel tiempo lo guardé para tí
para que fueras tonto y él
para que fueras tonto
y seguir jugando.

Tu voz se volvió gruesa
yo quedé contigo de madrugada
miraste de reojo
incrédulo
siempre recordaré
el helado, los celos
pero sobre todo
siempre el cuidarme
y el te espero.
Publicar un comentario