jueves, 30 de septiembre de 2010

El caminante

Intervengo la ciudad pegando stickers, para así tener más amantes, como el creador, que al final simplemente no quería seguir solo en la oscuridad
pienso en las cosas que no digo y en los telépatas
que las divulgan
yo tenía mucho dinero esta noche (diez nuevos soles)
y aún me queda uno
recuerdo que las confusiones salen de las palabras
de lo que quieres decir mientras te pierdes en circunloquios
absurdos
tengo la certeza
que el sonido de mis zapatos al caminar
delatan mis delitos
que no todos sabemos qué día es
y que las deudas son un problema
hasta en las mejores familias
además sé que cuando duermo
alguien me mece
y que las noches aunque silenciosas
tienen bulla
allá
bailes indecorosos, esbozan una sonrisa en mi
hasta nuevo aviso
papelitos amarillos
envuelven mi edredón
yo me acurruco en ellos
tratando de no romper su orden
pero a la luz del día
no todo es como pensábamos.
Publicar un comentario