domingo, 21 de febrero de 2010

Mi polo azul


—Quiero decirte algo— me dijo mientras se acurrucaba en la cama junto a mi.

Yo besé su frente y la abracé fuerte y sonreí con los ojos cerrados.
Ella habló despacio en mi oído, palabras varias, sonidos conocidos para mi poco experimentado corazón.

Corazón vendado

Dijo lo que tenía que decir y me dejó la oreja húmeda y tibia

Palabras varias

—¿No tienes nada qué decir?—me preguntó de pie junto a la cama.


Me estiré en la cama y coloqué mis brazos debajo de mi cabeza mirando al techo. Ella se vestía y su boca seguía moviéndose.

Palabras varias

Dio un paseo alrededor de la cama, tenía puesto mi polo…

Una sonrisa…
Sus ojos…

Nadie me besó y me hizo el amor de mañana, como aquél beso y esa mañana
Con ella
Y mi polo azul